Written by Forser

Los e-books imponen sus ventajas en verano

Generalmente, se dejan para el verano, cuando más tiempo libre disponemos, los libros más voluminosos, por eso es tentador poder leerlos en aparatos de sólo 100gr, y no en ejemplares en papel mucho más pesados y que harán que nuestra bolsa de la playa aumente de peso considerablemente.

Es además muy amplia y variada la oferta que se tiene, tanto de e-books, como de lecturas, lo que facilita aún más que cada uno pueda comprar el formato que más se ajuste a sus necesidades y elegir entre miles de libros que se agrupan en diferentes categorías, lo que hace mucho más fácil su localización.

Esperamos que haya sido un verano fructífero en cuanto a lectura se refiere, y que no se descuiden los hábitos ahora con la vuelta a la rutina, ya como dijo Emily Dickinson: “Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.”